Relaciones

Empleados:

Trabajar en condiciones dignas que favorezcan la seguridad y salud laboral, así como el desarrollo humano y profesional de los trabajadores. Las personas que formamos parte de Grupo Tecnología del Tráfico somos el principal activo de la empresa.

Accionistas e inversores:

Crear riqueza de la manera más eficaz posible. Procurar la continuidad de la empresa y lograr un crecimiento razonable y sostenible. Emplear la responsabilidad social como un medio de mejorar la situación competitiva y crear valor. La empresa mantiene una política de relación transparente con sus socios e inversores potenciales que permite formular y dirigir los esfuerzos económicos para alcanzar los objetivos de rentabilidad y cumplir los planes de desarrollo de nuestro negocio, garantizando tanto la expansión de nuestras actividades, como una adecuada remuneración al capital propio.

Proveedores:

Respetar los legítimos contratos y compromisos adquiridos. La empresa mantiene una política de certificación de proveedores y contratistas conforme a nuestros propios valores y requisitos de responsabilidad corporativa.

Clientes:

Procurar la distribución equitativa de la riqueza generada. La relación con nuestros clientes es abierta, estable y mutuamente beneficiosa. Centrada en el bien común y en el de la sociedad a la que servimos, buscamos los beneficios y la satisfacción de nuestros clientes como base de relaciones a largo plazo.

Comunidades locales:

La empresa mantiene una política flexible de adecuación de nuestro normativa para conocer y gestionar mejor el entorno socioambiental en el que desarrollamos nuestra actividades. Sin perjuicio de que dicha flexibilidad esté siempre limitada por los demás valores corporativos o derechos fundamentales inherentes a la persona independientemente del ámbito cultural.

GTT se adhiere a la Resolución del Parlamento Europeo, de 13 de marzo de 2007:

  • Responsabilidad social de las empresas: una nueva asociación